Crónica de «El sótano» de Josep Maria Benet i Jornet

cartel-sotano

El estreno de una pieza de un autor tan prolífico y laureado –Premio Nacional de Literatura Dramática, Premio de Honor de las letras catalanas, etc.–, como es el catalán Josep Maria Benet i Jornet, es siempre una buena ocasión para ir al teatro. Si, además, el montaje está dirigido por un miembro de una de las compañías más interesantes del  teatro nacional como es el kamikaze Israel Elejalde, la cosa se va poniendo seria y si, para completar la faena, los intérpretes son tan solventes como Juan Codina y Victor Clavijo entonces la cita es inexcusable.

Soterrani (2006) es una pieza dramática escrita en catalán que como otras tantas de este autor fue posteriormente traducida al castellano (y a otras lenguas como el checo). Se trata de un thriller en clave actoral de tour de force estrenado en la Sala Beckett de Barcelona donde recibió una gran acogida. El estreno absoluto de Sótano en Madrid no contó con una respuesta memorable por parte del público, pero sí cosechó excelentes críticas de los medios especializados hacia el trabajo de los actores y del director. Este estreno tuvo lugar allá por el año 2009 en el Teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes. En aquella ocasión el propio Elejalde fue uno de los protagonistas de la obra que ahora dirige en La Pensión de las Pulgas.

El texto aborda desde una contención formal muy efectiva y una cadencia pausada  –tanto que a veces llega a resultar opresiva para el espectador– temas tan subjetivos e irracionales como la culpa, la redención por el castigo, el daño, la mentira y la muerte, pero, sobre todo, nos habla de la cara más oscura de la naturaleza humana. Temas espinosos que se dilucidarán a través de secretos y oscuridades del alma que serán desenmarañados mediante un desafío dialéctico que, a simple vista parece un enfrentamiento en pista de tenis, pero cuyas intencionalidades profundas son realmente pugilísticas. Una visión despiadada del ser humano que el espectador, atrapado por la trama, vive con comprensible congoja.

A pesar de la presión del estreno los intérpretes dieron muestra de su gran solvencia. Víctor Clavijo hizo gala de una envidiable abundancia de recursos interpretativos. Juan Codina estuvo muy correcto dejando ver que a medida que el montaje vaya estando más rodado irá ganando en matices y se subsanará el leve atoramiento razonable en una función tan delicada como la primera.

Expuestos como estamos a encontrar en el teatro muchas voces descuidadas, monocromas o/y monocordes, mal proyectadas o simplemente planas; voces que están ahí porque tienen que estar, pero que no apoyan al actor en la construcción del estado anímico del personaje ni dan pistas al espectador sobre las intenciones de éste, es un verdadero bálsamo disfutar con buenos actores que, además de tener una gestualidad precisa, saben transmitir también con la voz. Cuando el buen trabajo vocal permite al espectador ver una escena con los ojos cerrados sin perder la esencia de lo que está pasando porque la información sobre las emociones llega nítidamente a través de las inflexiones, el timbre o el cambio de color de la voz –y no sólo a través del volumen– la experiencia teatral es mucho más intensa y la verdad de la farsa se hace casi incontestable. El trabajo que hace en ese sentido Víctor Clavijo es superlativo tanto a nivel declamación, como proyección y uso inteligente e intuitivo de las herramientas interpretativas que ofrece la voz. La declamación, es también estupenda tanto en Codina como en Clavijo (se advierte aquí el trabajo de dirección de alguien tan riguroso en ese aspecto como es Elejalde).

En cuanto a la dirección creo que a nivel actoral es impecable pero sí considero que, tal vez, Elejalde se plantee cambiar alguno de los movimientos de los actores y sus marcas ya que, debido a las especiales características del espacio, en algunas escenas los actores quedan fuera de foco para parte de los espectadores durante demasiado tiempo (escenas en la puerta, sillón, etc.).

Resumiendo una cita teatral que sí o sí tiene todo para convertirse en un gran éxito de público. Otro gran acierto de programación de este espacio joven pero cada vez mejor asentado.

LUNES, MARTES y MIÉRCOLES del 26 de MAYO al 18 de JUNIO, siempre a las 20h – 15€

Autor: Josep Maria Benet i Jornet

Director: Israel Elejalde

Intérpretes: Victor Clavijo y Juan Codina.

La PENSIÓN de las PULGAS.

Teléfono de Reservas: 638752812 (de 11h a 14h y de 17h a 20h).

Anuncios

2 thoughts on “Crónica de «El sótano» de Josep Maria Benet i Jornet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s